Comenzar a meditar.

Lo más importante de la meditación es realizarla.
Si no tienes muy claro por dónde empezar este vídeo de ocho minutos lo explica de forma sencilla.
No es necesario (si recomendable), estar en la postura del loto si te resulta difícil. Puedes meditar sentado en una silla con la espalda derecha. Continuar leyendo “Comenzar a meditar.”

El abuelo meditante. Capítulo 5. (Parte 2) Final

-¡Tu si que estás chupao! ¡Y se dice abuelo!… ¿Qué piensas…?
-Es que cuando meditamos después de jugar, no sé si lo hago bien.
-Ja, ja, ja… Siempre se medita bien.
-¿Siempre, siempre, siempre?
– A ver, a ver. Te voy a contar una historia. La mente, la que se encarga de pensar, es como un mono loco, siempre está pegando brincos por aquí y por allá. Para meditar necesitamos que el mono ni grite ni brinque ni nada, así que tenemos que educar a nuestro mono loco a que se esté tranquilito, y silencioso. Por eso para los que estamos aprendiendo cada vez que nos sentamos a meditar es distinto, hay veces que uno se silencia rápido y estás tan agustito, otras veces te parece ver cosas muy bonitas, pero es el mono brincando en imágenes lindas, hay que seguir, matar al Buda.
-¡Agüelo! ¿Para meditar hay que matar? Continuar leyendo “El abuelo meditante. Capítulo 5. (Parte 2) Final”