Ágata rosa

 

 

Alivia la gastritis y estimula el proceso digestivo puesta sobre el abdomen, o tomada en elixir.

Contribuye al proceso de curación de ojos, estómago, útero y piel, limpia el páncreas y el sistema linfático además de fortalecer los vasos sanguíneos y proteger de la epilepsia.

Fomenta la fuerza y el amor en los nuevos comienzos y en los traumas emocionales, ayuda a superar la negatividad, la tensión y la ira interna. Disuelve la amargura del corazón y crea seguridad en uno mismo.

Promueve el amor entre padres e hijos.

Este cristal fomenta el autoanálisis, la autoconfianza y la autoaceptación. Alerta sobre las circunstancias ocultas que interfieren en el bienestar personal y aleja el miedo.

Facilita la función mental (habilidades analíticas, percepción y concentración), además de contribuir a encontrar soluciones prácticas y estimular recuerdos.

Facilita la función mental (habilidades analíticas, percepción y concentración), además de contribuir a encontrar soluciones prácticas y estimular recuerdos.

Para que tenga todo su efecto, es recomendable ponerla sobre el corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *