Amatista

Amatista000003-w300-h300

El cristal del tercer ojo, Agni, color de transmutación, guía en el camino de la conexión espiritual a través del autoconocimiento. Cristal refrescante de pasiones desbocadas, de ideas obsesivas. Cristal que nos habla del mundo fuera del mundo, de otros lugares de equilibrio y armonía.

Cristal absolutamente recomendable -cuando no imprescindible- para los buscadores de la verdad mística.

Asociada a la humildad, ya que aquel que la usa se encamina hacia una visión más objetiva de las cosas.

También llamada “Piedra del sentimiento” es indicada para personas que estén padeciendo algún sufrimiento (perdida de ser querido, enfermedad, abandono etc)

Protege contra la embriaguez del alcohol, y los deseos del ego.

Utilizado para tratar problemas de la piel, enfermedades del aparato reproductor; excelente para migrañas, alivia tensiones, propicia el crecimiento del cabello, controla la circulación sanguínea, reduciendo hematomas, heridas e hinchazones, y ayuda a las parturientas.

Sana alteraciones respiratorias, en el aparato digestivo facilita la absorción de agua, regula la flora intestinal, y elimina parásitos.

Potencia la producción de hormonas, los órganos excretores y el sistema inmunitario, a nivel cerebral facilita las transmisiones neuronales.

Controla el temperamento disipando la ira, la ansiedad, el enfado y el miedo, aportando consuelo en casos de tristeza e integrando pérdidas emocionales, todo ello contribuye al centrado de las emociones.

Aporta sentido común e intuición a la hora de tomar decisiones.

Puede utilizarse en enfermedades psiquiátricas, (algunos autores desaconsejan su uso en el caso de la paranoia y la esquizofrenia), alcoholismo y otras adicciones.

Muy recomendable para tratar el estrés, aporta un sueño reparador, ayudando a recordar y comprender sueños.

Debido a su vibración, la Amatista es muy recomendable, ya que a nivel mental relaja o estimula, según resulte adecuado, ayuda a sentirse más centrado, controlando las facultades y facilitando la asimilación de ideas nuevas, identificando la causa con su efecto.

Debido a que la transmisión neuronal es facilitada por la Amatista, se produce una mejora de la memoria y la motivación, teniendo objetivos más realistas.

Es usada en meditación para encontrar el yo interno y elevar los estados de conciencia ya que equilibra los cuerpos físico, mental, y emocional con el espiritual.

Limpiadora del aura, la amatista transmuta la energía negativa estimulando los chakras de la garganta y la coronilla, además de transmutar energías de baja vibración en vibraciones más elevadas de los reinos etéricos y espirituales.

Utilizada durante el sueño facilita experiencias extracorpóreas y los sueños intuitivos.

Propicia el crecimiento de las plantas, y estabiliza las tensiones geopáticas.

Poderoso transmisor energético, puesto que su espectro ultravioleta trabaja muy bien con ondas ultrasónicas en músicoterapia, y en la cirugía medica.

Al ser un tranquilizante natural, bloquea las energías negativas que pueda haber en el ambiente, por lo que es recomendable para personas que están en el trance de la muerte.

La elevada vibración de la Amatista hace que esta sea muy poderosa, transmuta la energía en amor protegiendo de los ataques psíquicos.

Cuando la Amatista se encuentra en forma arracimada con pequeños nódulos junto a los que nacen otras puntas más grandes. Se la conoce como Amatista piña. Entonces facilita el contacto con los reinos míticos y estimula la imaginación ayudando a sanar temas relacionados con los arquetipos de mitos familiares y colectivos.

Cristalografía y procedencia:

Compuesta de hierro e hidrosilicato de magnesio.

Cristales de tamaños variados puntiagudos y transparentes, se encuentran en el interior de geodas, su color desde púrpura, violeta hasta casi negro, se debe a la presencia de dióxido de hierro.

Se encuentra sobre todo en:

Brasil, Madagascar, Norte de África, Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, México, Sri Lanka,

Francia, Siberia e India.

2 opiniones en “Amatista”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *