Ámbar

Ambar000006-w300-h300

Aunque a nivel atómico no tiene estructura cristalina (y técnicamente no se le puede considerar “una piedra”) es un mineral, puesto que es una resina solidificada , mineralizada y fosilizada por la acción de millones de años.

 

Resina opaca o transparente puede ir desde el color amarillo transparente hasta el marrón pasando por el dorado, y contener en su interior restos orgánicos de plantas , insectos o semillas perfectamente preservados. La hay de color verde pero es coloreada artificialmente.

El ámbar se electrifica fácilmente por frotación , su consistencia es dura y quebradiza.

Se encuentra sobre todo en:

Alemania, Italia, Rumanía, República Dominicana, Gran Bretaña, Polonia, y Myanmar.

Íntimamente relacionado con el segundo chakra (el del ombligo), con las energías primarias del cuerpo, y con la tierra .

Absorbe energías negativas y las transmuta en positivas que utiliza para regenerar y sanar el cuerpo.

Debido a su poder de absorción de la energía negativa, el organismo se autorregula y equilibra en el proceso de sanación.

Especialmente recomendada en problemas de garganta (bocio, amigdalitis…) bucales, sobre todo en niños (caries, gingivitis, encías sangrantes…) y de oídos (dolores, sordera).

Recomendable para tratar alteraciones gastrointestinales y órganos internos (estómago, páncreas, hígado bazo, riñones, vejiga, vesícula biliar), también se recomienda su uso en tensiones producidas por estrés (dolores de cabeza, tensión en nuca y espalda).

Desarrolla los sentimientos de paz y confianza.

Alivia el estrés y da estabilidad a la vida siendo también elemento de fuerza motivadora para conseguir aquello que uno se propone.

Ayuda a contrarrestar la falta de ganas por vivir y las tendencias suicidas o depresivas.

Favorece la actividad intelectual, la expresión creativa, la toma de decisiones y la memoria.

Favorece el camino hacia la sabiduría y al altruismo para nuestro desarrollo espiritual.

Es capaz de bloquear las energías geopáticas y la contaminación electromagnética.

Al ser energeticamente delicado, puede oscurecerse o deslucirse tras el uso, por lo que es recomendable limpiarlo o situarlo dentro de una geoda o drusa de cuarzo.

4 opiniones en “Ámbar”

    1. Querida amiga, no es fácil que a uno no le engañen hoy en día a la hora de comprar Ámbar. El bueno es escaso y por tanto caro.

      Prácticamente toda la producción del mismo proviene de un pueblo ruso en el Báltico cerca de Kaliningrádo, algo en Polonia y también en Letonia.
      En el resto del mundo no hay Ámbar, pero si otra resina llamada Copal que nos venden como si fuera Ámbar. Pero no solamente esto, también hay en el mercado Ámbar reconstituido con trocitos de Ámbar y polvo del mismo e incluso resinas plásticas…

      Como ves es más fácil que te hayan engañado a que no lo hayan hecho, ojalá hayas tenido suerte. Paso a darte algunos métodos para averiguarlo:

      El Ámbar y no los demás materiales flota en agua salada -ojo el Copal también-. Con esto ya has descartado los plásticos y resinas.
      Con una aguja caliente o similar clavas y ha de darte un olor intenso a pino, ese es el Ámbar. Si huele a plásticos o químicos, pues no.
      Con una aguja o similar arañas la superficie, el Ámbar suelta polvo, si no lo es hace viruta.

      Hay más métodos pero son agresivos con las piezas como el uso de éter etílico, que puede deshacerte la pieza o al menos mancharla de forma definitiva.

      Se me olvidaba el que es el método más sencillo: el Ámbar se electrifica con mucha facilidad con lo que si frotas la pieza sobre un paño de lana y no atrae unos papelitos puedes asegurar que no lo es.

      Si tienes suerte y es Ámbar te cuento que tiene ácido succínico y eso es lo que le da esas propiedades mágicas y médicas por lo que es tan conocido desde hace siglos.

      En cuanto a la limpieza si esta es solamente higiénica, con agua y jabón a ser posible sin químicos. Si te refieres a una limpieza más “profunda” te recomiendo el agua con sal marina unas horas y si puedes recargárlo con el Sol habitualmente. Será un buen protector contra las malas intenciones.

      Espero haberte dado algunas pautas para solucionar tu pregunta, ya sabes donde estamos para cualquier otra consulta.

      Un abrazo del corazón.
      Con Amor

      Fidel Gascueña

  1. Hola!, tengo un ambar! que lo uso como dije a la altura de la boca del estomago, y quisiera agregarle una segunda piedra, una sodalita!, pero no se si sus energías son compatibles!!…se podría combinar en una misma cadena?.gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *