Azabache

Azabache000006-w300-h300

Fósil compuesto por una variedad de lignito, celulosa, etc. Con una concentración en carbono entre el 60 y el 75%, la variedad negra y brillante es el azabache, por su dureza se puede pulir y tallar.

Aunque parece carbón, es madera fosilizada de origen jurásico.

Negro, opaco, conformación compacta, suave ligero, con una dureza de 3 a 4 en la escala de Mohs, muy frágil, cuando se pule adquiere un brillo que no desaparece con el tiempo.

Se encuentra en muchos sitios especialmente en España y Estados Unidos, aunque también Alemania, Turquía y Venezuela.

De gran poder energético y vibratorio, desde la antigüedad se ha utilizado como protector de energía negativa, violencia, enfermedad y miedos.

Es recomendable llevarlo junto a un cuarzo.

Contribuye a tratar gota, ciáticas, tendinitis, insomnio, migrañas, epilepsia, el estómago y las molestias menstruales, los resfriados, y las inflamaciones de diferentes glándulas.

Equilibra los cambios de ánimo, y los estados depresivos, facilitando el autocontrol.

Ayuda a encontrar el camino de la iluminación espiritual.

Contribuye a limpiar el primer chakra y facilita que ascienda la energía que reside en dicho chakra (energía kundalini), si se pone en el pecho, esta energía es dirigida al centro energético coronario.

Las piezas de Azabache es recomendable limpiarlas tras las sesiones de sanación, o si han sido propiedad, o utilizadas por otras personas.

También es recomendable para los negocios.

Importante limpiar siempre cualquier azabache que nos llegue, ya que suele conservar energía del propietario anterior.

Puede ser utilizado para experiencias psíquicas.

2 opiniones en “Azabache”

    1. Hola Ainhoa.
      Si lo que quieres es limpiar “físicamente” tu azabache le puede venir bien cualquier aceite natural untado con un pañito, lo cual no dañará la plata y vendrá bien al azabache.
      Si la limpieza es energética te recomiendo que la realices con un buen incienso, los de Nag Champa son bastante buenos, en cualquier caso evita aquellas varitas aromáticas. El azabache lo mantienes por encima del humo del incienso con la firme intención de limpiarlo y depurarlo.
      Hay una tercera opción que es limpiarlo con aceite esencial de sándalo, también te aconsejo que te fijes bien y sea esencia natural, la distinguirás de las sustancias aromáticas en tres cositas muy sencillas:
      -Los aceites esenciales siempre se presentan en tarros opacos.
      -El color de los aceites esenciales andan entre los transparentes, marrones, ocres… rechaza los que presenten colores chillones.
      -Cuando te pones una gota de aceite esencial, es fácilmente absorbible al extenderlo.
      Cuando lo limpies con el sándalo has de saber que la limpieza es en ambos sentidos.
      Espero que todo esto te sirva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *