Crisoprasa

 

Variedad de calcedonia, que va desde un débil verde manzana a un verde intenso, algunos ejemplares con flecos y marcas, a menudo pequeña y redondeada.

 

Se encuentra sobre todo en:

Australia, Brasil, Madagascar, Estados Unidos, Rusia, Tanzania, Polonia, India, Sudáfrica.

La crisoprasa contiene la energía de la comprensión, y el desinterés, relajante por excelencia, mantiene la fidelidad, tanto en las relaciones humanas como en las laborales.

Se recomienda ponerlo en el centro del pecho (Anahata chakra), sobre el pubis (chakra Muladhara) y sobre la boca del estómago (plexo solar o Manipura).

Altamente desintoxicante, elimina metales pesados, muy recomendable para trastornos digestivos (úlceras, irritación intestinal), hepáticos, cardíacos y glandulares, epilepsia, alteraciones de la piel y de las glándulas, también para afecciones oculares, dolores de cabeza, y gota.

Alivia las quemaduras, los hematomas, las raspaduras, los trastornos de la sangre, ayuda durante el proceso del parto, es beneficioso para potenciar la fertilidad (sobre todo cuando la infertilidad es producida por infecciones), protege de las ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual).

Beneficia en momentos de grandes tensiones, estados de histeria o euforia, estados de ansiedad, incluso en problemas físicos sin esperanza, aporta paz, serenidad y control emocional.

Reduce complejos de inferioridad y aumenta la confianza y la seguridad en uno mismo.

Impide expresarte en momentos de enfado, o sin pensar, aportando seguridad y confianza, facilita la independencia.

Es un mineral que ayuda en el proceso de socialización, facilita la apertura a diferentes situaciones.

Facilita la reflexión sobre los momentos egoístas del pasado, ayudando a entenderlos como parte del proceso personal e influyendo positivamente en nuestra conducta.

Contribuye a eliminar los procesos bipolares impulsivos compulsivos y en el tratamiento de enfermedades mentales, sana al niño interior liberando energías negativas acumuladas en la infancia.

Estimula la aceptación propia y de los demás, evita emitir juicios y a generar perdón y compasión.

Elimina imágenes recurrentes y agobiantes, impidiendo pesadillas, sobre todo en niños.

Ayuda a fomentar la concentración, la creatividad, el verbo fluido y la destreza mental.

Atrae la energía universal al plano físico.

También se encuentra con nombres más populares como Puerro de oro y La piedra de la esperanza.

La Crisoprasa combinada con el Cuarzo Ahumado se utiliza para el tratamiento de infecciones por hongos.

En casos agudos se puede usar como elixir.

Ayuda a encontrar la forma de conectar con el reino vegetal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *