Dioptasa

Dioptasa000001-w300-h300

De la clase de los silicatos, de brillo terreo a adamantino de transparente a translúcida se puede encontrar en color turquesa, verde, azul oscuro y verde esmeralda.

 

Se encuentran en cristales bien formados de carácter prismático y terminados en romboedros, también en masas cristalinas o de aspecto terroso. Su nombre significa “ver dentro”.

Mineral muy raro, se encuentra en Namibia, República Democrática del Congo, Irán, Rusia, Chile y Perú.

Afín al chakra del corazón, ayuda a expandir la conciencia, es uno de los cristales sanadores de nuestra era, buen purificador y estimulador de los chakras para alcanzar un alto nivel de conciencia, aporta nuevo vigor y energía a los distintos niveles del ser, es un cristal que nos anima a vivir en el momento presente.

Promueve el amor, el perdón por uno mismo y por los demás, sobre todo en casos de abusos, convirtiendo lo negativo en positivo.

Trata alteraciones de pulmones y corazón, ayuda a dejar el hábito del tabaco, alivia las alteraciones de oídos debido a acumulación de líquidos, relaja la tensión arterial, y alivia dolores de cabeza.

Preventivas de alteraciones cardíacas, reduce el cansancio, es desintoxicante y regenera el hígado.

Muy recomendable para la sanación del dolor emocional, sobre todo para el niño interno, disuelve la tristeza, sobre todo aquella causada por abandono o abuso.

En casos de dolor y profundo desamor, la Dioptasa nos enfrenta a las razones internas del porqué, del concepto que se tiene del amor, y atrae una nueva vibración amorosa.

Fomenta una actitud positiva hacia la vida, elimina sentimientos de falta y precariedad, ayuda a conocer los recursos propios.

En momentos de duda e indecisión facilita que opción seguir.

Elimina la necesidad de controlar a los demás, limpia y disuelve la confusión mental.

Es un gran cristal para sintonizar con la energía espiritual, ayuda a recordar vidas pasadas y facilitar la expresión de la luz interior.

Ayudados con la energía de la Dioptasa podemos contribuir a sanar el planeta.

6 opiniones en “Dioptasa”

  1. Hola Juana Menares e. Hola Lucía.
    La dioptasa no es tan fácil de encontrar como puedan ser los cuarzos u otro tipo de minerales.
    Algunas veces os hablo de mercadillos, tiendas de bisutería, esotéricas… Quizá en alguno de estos comercios os la puedan encargar, porque no son tan escasas, como para que sea imposible.
    También en las facultades y en centros en los que se estudien los minerales os pueden asesorar y dirigir a locales en los que podáis encontrarlos.
    En España (Madrid) el Museo Mineralógico abre cada primer domingo de mes al público.
    En otras ciudades de cualquier país imagino que también podéis contactar de esta manera.
    Y si no… ¡siempre nos quedará internet! 🙂

    Bendiciones.

    Laura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *