Fenacita o Fenaquita

Fenaquita o fenacita000002-w300-h300

Del grupo de los silicatos, se presenta en cristales incoloros, prismáticos, alargados, a menudo muy limpios.

 

Se encuentra sobre todo en:

Austria, Noruega, Rusia, Madagascar, Zimbabwe, Brasil, Estados Unidos.

Actualmente es un “portal a las estrellas”, la vibración de este cristal es muy fuerte, por lo que se necesita mucha práctica y mucho conocimiento para su utilización.

Aunque la Fenacita es afín a todos los chakras, los sana y los activa, afina especialmente con el séptimo chakra y los que están por encima de este, teniendo la capacidad de conectar con el reino Angélico y maestros ascendidos.

Atrae vibraciones espirituales hacia la materia.

En sanación actúa a nivel sutil, comienza la curación desde el cuerpo etérico, eliminando ansiedades y desasosiegos, primero sana y equilibra a nivel energético para posteriormente actuar en el equilibrio y la sanación del cuerpo físico.

La Fenacita descarga información de los registros akáshicos se utiliza junto con otros cristales como cuarzo, amatista, y diamante Herkimer.

Ayuda a comprender nuestra unión con la divinidad y nuestra existencia multidimensional y angélica.

Favorece el proceso de ascensión activando el cuerpo de luz, es afín al cuerpo etérico. La Fenacita es sanadora del alma, y gran purificadora, puesto que así facilita que el cuerpo sea un recipiente puro para esta.

Se recomienda especialmente a aquellos que han trabajado en su evolución personal facilitando el aumento de su vibración a un nivel superior.

Facilita el viaje interdimensional y el recuerdo de iniciaciones espirituales, ayudando a elevar la vibración, purificar pensamientos y expresar energía positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *