Malaquita

Malaquita000005-w300-h300

Carbonato básico de cobre, de color verde muy característico con bandas claras, oscuras y rosetas, de brillo adamantino, sedoso o mate, la encontramos a menudo redondeado o pulido.

Cristaliza en sistema monoclinico.

Se encuentra sobre todo en:

Grecia, Zaire, Chile, Estados Unidos, Francia, Marruecos, Australia, México, Urales.

Utilizada durante miles de años, la Malaquita actúa absorbiendo energía, en vez de emitirla, es por eso que se puede utilizar para lugares y para zonas corporales.

Equilibradora de los chakras, estimula el chakra del corazón (Anahata), simboliza el cambio profundo, estimula el equilibrio, el amor incondicional y armonía.

Conviene ser prudente con la utilización de este cristal, ya que puede ampliar las cualidades del usuario, las que le gusten y las que no, este cristal refleja como un espejo lo que está en el interior.

Atrae abundancia y enraizamiento para estar aquí, en el momento presente, ayudando a canalizar la propia energía y dirigirla hacia un objetivo concreto.

Es muy útil en sanación, se puede utilizar en cualquier alteración, cuando se duda de la gema que utilizar, la malaquita es extraordinaria por su versatilidad energética que ayuda a restablecer la salud de forma general.

Limpia el campo aurico y equilibra los chakras.

Recomendada tras cirugía, quemaduras, heridas, ya que ayuda a regenerar tejidos, además de ser desintoxicante y por lo tanto beneficiosa para el hígado.

Trata alteraciones del aparato digestivo, de fertilidad, impotencia de origen psíquico, y trastornos sexuales, (sobre todos los femeninos regulando el ciclo menstrual, aliviando la sintomatología que lo rodea) facilita el parto, la circulación sanguínea, la hipertensión, y las alteraciones cardíacas.

Trata el sistema nervioso (equilibra los hemisferios cerebrales, tics nerviosos), y el sistema respiratorio, alivia el asma, calma dolores en general, pero sobre todo los que se relacionan con el bazo, el páncreas y los huesos (artritis, artrosis, reuma, cervicales).

Se suele situar en la cintura para tratar la diabetes y en el pecho para alteraciones relacionadas con el sistema inmunológico, respiratorio, y cardíacos, si se sienten palpitaciones, retirarla y sustituirla por cuarzo rosa o una rodonita.

Fortalece las piernas y los brazos, alivia contracturas, es beneficiosa para el nervio óptico, mejora la visión refuerza las glándulas pineal y pituitaria.

Eficaz en la prevención y alivio del cáncer utilizada junto a la crisocola o la piedra de luna.

Alinea el ADN y la estructura celular, también estimula el sistema inmunitario.

Recomendada para que los niños estén tranquilos y tengan sueño sereno y reparador.(Evitar que el niño pueda acceder al mineral, previniendo accidentes no deseados, de manera que el niño no lo pueda manipular o ingerir).

Mejora el estado de animo equilibrando emocionalmente, atrae aquellas emociones reprimidas para poder eliminarlas, nos revela los miedos más profundos, actuando sobre todo en los bloqueos en los que interviene el rencor, la envidia, el odio, o la venganza impidiendo que el amor fluya, ayuda a resolver conflictos emocionales, intensifica los estados de ánimo, pero los equilibra rápidamente.

Facilita la integración del ambiente familiar y estabiliza las emociones producidas por la pérdida de la persona amada, disipa los celos en las relaciones amorosas, proporciona alegría de vivir y comprensión, ayuda a vencer la timidez y mantener verdaderas relaciones de amistad.

Útil para perder el exceso de orgullo y aprender sobre la humildad, manifiesta sentimientos profundos y las causas psicosomáticas, rompe antiguos esquemas y vínculos que no se desean mantener realmente, aceptando la responsabilidad, no solo de los actos, si no también de los sentimientos y pensamientos propios, ayuda a empatizar con los demás

Elimina pensamientos negativos y pesadillas, previene la ansiedad, la depresión y el estrés, estimula la creatividad, la autoexpresión, y la autoestima, ayuda a encontrar la mejor solución en cada momento.

Nos ayuda a reconocernos a nosotros mismos y utilizar nuestras capacidades, lo que facilita la atracción de abundancia y consecución de los deseos.

Ayuda a que se produzcan los cambios y la transformación, a vivir más intensamente.

La Malaquita no tiene inconvenientes en mostrar sin tapujos aquello que impide el crecimiento espiritual.

Ayuda a superar traumas psicosexuales, sobre todo si están relacionados con vidas anteriores.

Ayuda a encontrar el equilibrio en enfermedades mentales, facilita la coordinación y es beneficioso en caso de agotamiento mental, estimula la intuición, facilita la identificación del verdadero problema.

Favorece el proceso de recepción y procesamiento de información, la comprensión, la observación y la asimilación de conceptos difíciles.

En meditación ayuda a centrarse y a tener acceso a estados de gran belleza interna, atrae la energía espiritual a la tierra, claridad sobre los aspectos inconscientes y ayuda a conectar con el guía espiritual.

Muy relacionada con el mundo vegetal, y los reinos dévicos, ayuda a integrarnos en el mundo en armonía con el entorno natural, es un cristal sanador del planeta.

Estimula las propiedades curativas, la capacidad de dar y el altruismo en el sanador.

Apropiada para situaciones de exposición a radiaciones, precisamente por esta facilidad de absorción se la debe limpiar antes y después de usarla para mantener su vibración (se recomienda para ello el uso del sol o drusas de cuarzo, nunca sal y agua, pues se dañaría ), también absorbe radiaciones de cualquier tipo y la contaminación del plutonio.

Se utiliza a menudo con azurita o con crisocola, se recomienda utilizarla solo en su forma pulida y en elixir el realizado a través del método indirecto, porque si no puede resultar tóxica.

Muchas son las culturas que han utilizado este mineral, desde los antiguos egipcios que lo usaban como amuleto y como cosmético, los asirios las llevaban como símbolo de inteligencia, los griegos la utilizaban en la batalla para tener la claridad mental de elegir la mejor estrategia, los romanos la utilizaban para evitar accidentes y problemas en los embarazos, los árabes la usaban como forma de eliminar obstáculos ante la consecución de algo, se la consideraba apropiada para el mal del navegante, beber vino en copa de malaquita hacía entender el lenguaje de los animales, y a los prisioneros les traía el consuelo de la inminente liberación.

Absorbe energías negativas, protege contra los ataques psíquicos y ayuda a liberar traumas de vidas anteriores, activa la visión psíquica y la visualización (sobre todo puesta sobre el tercer ojo).

 

Malaquita con Crisocola:

 

Equilibra la mente, el cuerpo, y las emociones, cuando se colocan sobre el chakra del entrecejo y el del plexo solar.

La unión de ambos minerales simbolizan paz y plenitud.

Equilibra la zona afectada cuando se sitúa sobre ella.

Ver: Crisocola

4 opiniones en “Malaquita”

  1. Que maravilla de página! Listado celebró por ella. Tengo una duda, un artesano con el que charle por una rato y al cual le compre otras.piedras me regaló una malaquita y justamente no está pulida! 🙁 como podría trabajar con ella en ese estado? Gracias infinitas

    1. Hola Licarayén.
      Con tu preciosa malaquita puedes trabajar igual que si estuviera pulida, solo que a veces es más incómodo.
      Te propongo que la prepares en un saquito y la lleves colgada o en un bolsillo junto a ti, si esta opción también te resulta incómoda, siempre la puedes poner cerca de tu lugar de trabajo o descanso.
      Este mineral es muy fuerte para lo relacionado con sentimientos y corazón, estaría bien que tuvieras cerca un cuarzo amatista.
      Bendiciones.
      Laura.

  2. Hola. Una vez me compre un péndulo de malaquita, pero no pude usarlo, ya que luego de sostenerlo más de media hora sentí una gran baja de energía .de mi estado de ánimo. Sentí pena y miedo. Creo que hay que tener cuidado al usar este mineral. A alguien le a ocurrido algo así. Me gustaría saber porque me ocurrió. Abrazos.

    1. Hola Andrea.
      Te sugiero que analices la situación en la que eso ocurrió, el contexto afectivo, preocupaciones, temas sentimentales y demás.
      La malaquita es muy fuerte a nivel del corazón, sentimientos, emociones, similar a la fuerza de la obsidiana pero a nivel del cuarto chacra.
      Utiliza cuarzo transparente.
      También hay veces que cuando un cristal comienza a vibrar hay una especie de “desajuste” hasta que, por vibración, la persona se afina con la energía del mineral, y se va equilibrando la energía de la persona.
      Bendiciones.
      Laura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *