Okenita

Okenita000002-w300-h300

De la clase de los silicatos y del grupo de los filosilicatos de color blanco, blanco azulado, blanco amarillento de brillo nacarado, normalmente se presenta normalmente en agregados esfelulares o en esferas individuales, a veces en abanico o en rosetas, de apariencia algodonosa o de pelusa.

Se encuentra sobre todo en:

India, Noruega, Escocia, Canadá, Chile, Alemania, Irlanda, Estados Unidos…

La vibración de la Okenita nos ayuda y alienta con nuestros compromisos y aprendizajes, retira los obstáculos, ofrece vitalidad para que estos aprendizajes se produzcan y ayuda al proceso de comprensión de esta actual encarnación y las experiencias que se han de experimentar.

Con su suave energía abre el conocimiento y la sanación kármica, (resalta las deudas kármicas, y conociendo esto, ayuda a entender nuestro presente y cómo este a su vez, define el futuro).

Nos conecta con el yo superior y ayuda a mantener la consciencia de esta energía en el plano terrenal.

Purifica y equilibra entre sí el cuerpo físico, los cuerpos sutiles y los chakras aunando sus energías.

De gran capacidad regeneradora ante las distintas situaciones a las que nos enfrentamos habitualmente de forma constante y rápida, a veces enfrentando cambios y retos de forma vertiginosa, la regeneración de la Okenita nos proporciona la conexión con nuestra alma.

Muy indicado para buen descanso durante el sueño, puesto que nos permite desconectar de la rutina.

Ayuda a que la verdad se exprese a través de nosotros, pero también a través de los demás y nos ayuda a aceptarlas aunque nos resulten dolorosas, pues nos reflejan verdades que no han querido ser reconocidas y aceptadas hasta este momento, o simplemente entender de una forma amorosa la diferencia de criterio de los demás.

Ofrece la posibilidad de liberarnos de la culpa y poder perdonarnos a nosotros mismos de forma sincera y profunda.

Actuación vinculada a la flexibilización mental cambiando patrones inservibles por otros nuevos más apropiados.

Indicado en aquellos casos de puritanismo excesivo vinculado con compromisos o votos realizados en vidas anteriores.

Muy recomendada en meditación, actúa sobre el cuerpo espiritual y la conexión con el alma en relación a los aprendizajes que hemos de experimentar en esta vida.

Ayuda a conectar con los elementales de la naturaleza, tomando conciencia y ayudando al planeta.

Se utiliza para preparar la canalización.

Facilita que se complementen los ciclos kármicos, y las regresiones para liberar culpas y errores kármicos, ayuda a entender la importancia de las lecciones vitales y que no es necesario cargar con nada eternamente, poniendo todo de tu parte para solucionar las situaciones sin volver a repetir faltas que aumenten el karma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *