Unaquita

Unaquita

Roca semejante al granito, compuesta por una mezcla de feldespato rosa y epídota verde, algo de cuarzo, y cinabrio en muy pocas cantidades, algunos autores también incluyen el jaspe en su composición.

 

De color de rosa a rojo moteado y verde en distintos tonos.

Los antiguos griegos la llamaban “Unakis-Episodis” (aquella que crece en conjunto).

Se encuentra sobre todo en:

Estados Unidos, Sudáfrica, México

Con una energía suave amorosa y vital restaura el equilibrio entre energías Yin y Yang, centrando las partes contradictorias que hay en cada uno, facilita el alineamiento a todos los niveles (corporal, emocional, espiritual…) y contribuye a reorganizar nuestras energías cuando se hayan dispersas.

Muy afín al chakra del corazón aporta su energía de renacimiento atrayendo luz y comprensión sobre lo pasado, para que podamos evitar futuros bloqueos.

Ayuda en la convalecencia de enfermedades importantes, se utiliza para el sistema reproductivo y el embarazo, beneficioso para el pelo y la piel, ayuda a aumentar el peso si es necesario.

Beneficiosa en órganos internos como hígado, bazo, páncreas e intestinos, es calmante y antiespasmódica.

Equilibra las emociones con la espiritualidad, aporta sensibilidad ante los sentimientos, da alegría de vivir, y fomenta la paciencia.

En esos momentos en que no se aprecia con certeza los sentimientos por alguien ayuda a encontrar la respuesta y a identificar los sentimientos y emociones que realmente estamos sintiendo.

Se utiliza para superar estados depresivos, y en alteraciones psicosomáticas, aporta armonía, sobre todo en aquellos casos relacionados con traumas infantiles, muy indicado en los traumas sexuales.

Ayuda a trabajar en equipo.

Favorece la centración mental evitando dispersión.

A través de la meditación nos muestra los conflictos internos para poder sanarlo.

Una pieza grande o un grupo de pequeñas ayuda a disipar los efectos de la bruma electromagnética.

Sobre el Ajna chakra se utiliza como piedra de visión, visualización psíquica, y piedra de adivinación, se utiliza tras el trabajo psíquico para asentar energías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *