Hermanos de madre.

Gaia, nuestro querido planeta tierra como madre común para todas las especies.

¿Cuando se les olvidó a los humanos que esta es una casa compartida?

La humanidad como especie se adueñó de los recursos del planeta, (minerales, plantas, animales, territorio, oxígeno, agua…), se creyó en pleno derecho a gastar más que nadie, a arrasar y destruir más que ninguna otra especie de ser vivo.

En su toma de posesión de la casa planetaria fue dejando atrás esa comunión en la que todos los seres vivos pueden compartir lo que nos da nuestra madre, acaparamos el puchero y apenas dejamos unas migajas para los demás.

Entre tanto acaparamiento ecológico se alzan un grupo de personas, de esas a las que se supone que todo el mundo respeta al llevar la etiqueta de científicos, filósofos, ecólogos… respaldados por millones de anónimas gentes y deciden lanzar un cambio en el paradigma social, piden una Constitución para Cetáceos.

¿Porqué?

Porque su cerebro está más desarrollado en el neocortex que el humano.

Son inteligentes, tienen desarrollado un lenguaje con interacción en lo que podríamos llamar preguntas y respuestas.

Son seres sociales, educan a sus crías, no solo la madre, si no todo el grupo.

Se ayudan entre sí, los más jóvenes ayudan a los más viejos a sujetarse en la superficie para respirar, sin que se cansen demasiado.

Sienten la pérdida de sus crías.

Se protegen entre ellos.

Y más de una vez han mostrado su “humanidad” salvando marineros y evitando ataques de tiburones a bañistas.

Somos hermanos de madre,  no se debe matar a un hermano.

¿Se necesitan más porqués?

Esto es lo que se pide para ellos y la web en la que puedes dar tu apoyo:

Todos los cetáceos individuos tienen derecho a la vida.

Ningún cetáceo debe estar en cautividad o servidumbre, ser objeto de tratos crueles o ser retirado de su ambiente natural.

Todos los cetáceos tienen derecho a la libertad de circulación y residencia dentro de su entorno natural.

Los cetáceos no son propiedad de ningún estado, sociedad, grupo humano o individuo.

Los cetáceos tienen derecho a la protección de su ambiente natural.

Los cetáceos tienen derecho a no ser sometido a lainterrupción de sus culturas.

Los derechos, libertades y normas enunciadas en esta declaración debe ser protegida en virtuddel derecho internacional y nacional.

Los cetáceos tienen derecho a un orden internacional en el que estos derechos, libertades y normas se hagan plenamente efectivos.

Ningún estado, corporación, grupo humano o individuo deben participar en actividad alguna que debilite estos derechos, libertades y normas.

Nada de esta declaración impedirá a un estado promulgar disposiciones más estrictas para la protección de los derechos de los cetáceos.

Si te animas a dar tu firma puedes hacerlo en:

http://cetaceanconservation.com.au/cetaceanrights/

Yo ya firmé.  😉

Una respuesta a “Hermanos de madre.”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *