Jengibre

Jenjibre-Zingiber officinale

Zingiber officinalis.

Zingiberácea. Se destila el rizoma.

Liquido amarillo pálido.

Olor alcanforado.

Peso específico de 0,875 a 0,886.

 

Principios activos

zingibereno, zingiberol, canfeno, cineol, felandreno, citral y borneol, gingerol, shogaol y zingerona, sales minerales.

 

Propiedades

Estimulante. Tónico. Aperitivo. Rubefaciente. Controla tanto la humedad interna del organismo (diarreas, catarros) como la humedad externa, (agravante de las enfermedades reumáticas). Carminativo, antiséptico. Prevención en enfermedades contagiosas. Impotencia. Fatiga.

Indicaciones

Cabeza:   Dolor de garganta.

Sistema respiratorio:   Resfriados, gripes, catarros, tos.

Sistema digestivo:   Carminativo, aperitivo, estimulante estomacal, cólicos, diarrea, digestiones dificultosas.

Sistema circulatorio:   Mala circulación.

Sistema muscular y óseo:   Artritis, alteraciones reumáticas, dolor muscular y fatiga.

Sistema nervioso:   Agotamiento nervioso. Se recomienda en casos de debilidad psíquica.

 

Uso externo

Masaje:   Del 3 al 5% de AE (Aceite Esencial) mezclado con el aceite portador, con cuidado ya que es rubefaciente.

Baño:   No aconsejado

 

Uso interno

En esencia se desaconseja su uso interno (a cambio se puede disfrutar de sus propiedades terapéuticas, aroma y sabor, en la cocina o en infusiones, lo cual es altamente recomendable).

 

Polaridad energética

Yang

 

Botiquín

Útil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *