El abuelo meditante. Capítulo 5. (Parte 1)


-¿Estás haciendo cuentas?
-Si, es mi forma de meditar con los números. Me enseñó el agüelo. Luego vamos a jugar a las cartas.
La abuela no cabía en sí de sorpresa. Pasó al lado de su marido que se encontraba leyendo en el porche y le dio un beso entre los clareos del pelo. Él sonrió en silencio, ella siguió su camino.

Más tarde les vio enredados con las tarjetas mientras el esposo explicaba:
-Estas tarjetas son muy, muy especiales. En este cuaderno vamos a ir escribiendo las cosas que nos van saliendo.
-¿Hay que escribir?
-¿Qué te he dicho de las preguntas de las que ya tienes las respuestas?
-Que no hace falta preguntarlas.
-¡Pues si te digo que hay que escribir, es que hay que escribir!
-¡Vale, vale!
-Pon la fecha de hoy.
-¿La corta o la larga?
-¿Qué es eso de la corta o la larga?
-Pues que en el cole ponen las dos, la que se escribe toda con letra y la que se pone sólo con números,
-¡Yo qué sé!, Pon la larga y así escribes más.
-¡Jo!
-¡Ah!, no haber preguntado. ¿Ya está?
-Si.
-Saca una tarjeta azul. ¿Qué pone?
-Siente.
El abuelo hizo una respiración profunda, el pequeño lo imitó.
-Lee.
-Si quieres que otros sean felices, ten compasión.
Si quieres ser feliz, ten compasión.
Dalai Lama.

Dios no tiene su residencia en los cielos, si no en el corazón profundo de todas las cosas.
José María Doria.

Tu no estás en el universo.
En realidad es el universo el que está dentro de ti.
Nisargadatta.

El viejo volvió a hacer unas respiraciones profundas con los ojos cerrados. Carlitos también.

-¿Cuál te gusta más?
-En esta pone lo de la compasión, esta me gusta, porque dice que seamos felices.
-Bien, copialá.
-¡Ya!
-A ver si esta noche te acuerdas de la frase que has escrito. Cada vez que yo me pare y respire tú me la tienes que decir.
-¡Vale!, ¿y la otra?
-Veamos. Lee.
-mindfuldnes.
-No, no, por detrás.
-Stop. ¡Esto es inglés!, lo aprendo en el cole.
Durante el día de hoy, cuando te sientas tenso o alterado, disponte a realizar un momento STOP.
S: Stop, me detengo…
T: Tomo aire, respiro…
O: Observo…cuerpo, pensamientos, emociones,,,
P: Prosigo con lo que estaba, continúo desde la consciencia.
-Pues ya sabes lo que hay que hacer. Estaremos a lo nuestro, y cuando te sientas nervioso, o enfadado o algo, te paras y te haces un STOP.
-Agüelo, eso está chupao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *