Hermosa meditación de luz.

En estos momentos de grandes cambios, sacudidas y convulsiones a todos los niveles, se nos presenta el momento del despertar.
Se caen la gafas oscuras y nuestros ojos se han de acostumbrar a los rayos de la verdad, ese proceso, al principio duele, pero solo al principio.
La valentía del SER radica en la continuidad ante el desapego del mundo.

Ese que nos retiene y entretiene en una envoltura mundana de necesidades, deseos y enredos de los que tenemos que ir liberándonos.
Pero ya es el momento, hay mil y una forma de entretenimiento para que nos olvidemos de quitarnos esas gafas, o para volver a ponérnoslas, ¡da igual!, el proceso es imparable.
Sea lo que sea lo que ocurre a tu alrededor eres luz, más o menos escondida, pero eres luz, muchos seres ya lo saben y andan quitándose los jirones de sombras que aún van quedando.
No, ya no es lucha, es sonrisa, algo así como: …”Anda, si eres tú pequeña sombra, ven, vamos, te voy a enseñar una nueva forma de existir, ven conmigo a la luz.
La energía se transforma.
Aquí una muestra, un enfoque de tantos que hay en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *