Sobre Hijos de la Luz

De vuelta…

Hola soy Fidel Gascueña.

Un tipo joven, con más años que tu y por tanto con mucha vida usada ya.

Esto es una ventaja y un inconveniente. Y no, no me refiero como inconveniente al tiempo que me “queda” en este plano/planeta, sino más bien a que es tanto lo vivido que acaba generando cierta confusión.

Me explico:

Llevo en Internet desde que aún no existía la Web y nos movíamos por bases de datos (BBS) y la velocidad de los modems no se medía por megas de bajada y subida, no, se medían aún por unidades de baudios o bits. El primero que tuve fué un IBM que iba a la increíble velocidad de 9.600 baudios que además me hablaba a través de pitidos cuando lo conectaba. Si soy una especie de “dino de la red” evolucionado. Algún día me explayaré sobre esto y sobre mi entrada en el mundo pre-PC, si he dicho “pre”.

LLevar desde hace tanto tiempo en la red me ha supuesto hacer miles de cosas relacionadas conmigo pero dispersas entre ellas.

Yo soy una persona con muchos intereses, incluso opuestos entre sí. Me gusta la política, la sociedad, la información, la trascendencia con todo lo que implica… y más, mucho más.

Por esto he abierto y cerrado blogs, webs, perfiles en redes sociales, he colaborado y/o dirigido programas de radio y revistas… Como diría mi madre, aprendiz de todo y oficial de nada. Aunque prefiero como lo digo yo: aspirando la vida con la máxima intensidad, sin quedarme de calcomanía en ningún lado.


Aspirando la vida con la máxima intensidad, sin quedarme de calcomanía en ningún lado.

Soy un ser que está evolucionando y por tanto en constante cambio.

Cuando me siento aquí delante, cuando camino, cuando duermo incluso, me vienen ideas con una fuerza tal que me veo impelido a ponerlas en marcha y lo hago…

Y aquí viene el “problema”.

Monto un blog de cristales y terapias, Hijos de la Luz. Y bien, consigo que despegue, que funcione, que llegue a tener un promedio de más de 10.000 visitas, pero… no, no me satisface. No es el lugar adecuado para hablar de política y necesito hacerlo. Lo cierro.

Abro un blog para hablar de política, Gascuenha. Escribo, todo genial pero… siento que me falta algo, no puedo hablar en el, de un modo personal, de mis inquietudes y conocimientos espirituales/chamánicos. Lo cierro también.

Siempre estoy -he estado- así. Pareciera que mi destino es empezar cosas y abandonarlas después…

Pues no.

Tienes delante de tí el primer y espero que único intento de hablar al alimón de Espiritualidad, Psicología, Física, Pensamiento, Política, Sociedad…

No pretendo ser especialista en nada, no soy uno de esos tertulianos de la tv que todo lo saben y de todo pontifican. Pero si tengo experiencias y opinión. Soy un Gnóstico, mi ciencia es la experimentación y eso es lo que pretendo que sea este lugar. Un lugar donde transmitirte mis experiencias, por si te sirven. Pero te pido que siempre me leas y/o me escuches desde un punto de vista crítico. Siempre desde la duda, nunca desde la creencia.

La Fe es buena, pero cuando parte del conocimiento, sino es así se vuelve seguidismo fanático y no te lo deseo.

Este Blog se va a ver acompañado/completado por una línea de podcasts de la que ya pondré próximamente la dirección de bajada, en principio será en Spreaker.com y el nombre Las 12 y 12.

Me pongo a tu disposición para responder a las preguntas que estimes oportunas, si con mi conocimiento no llego para responderte me pondré en modo canalización y seguro que encuentras lo que buscas.

Si, no lo había comentado, cuando lo necesito me pongo en lo que llamo -estar conectado- y todo fluye.

Bueno ya te dejo, un fuerte abrazo.