Confianza.

 

Cuando Milarepa fue a ver a su Maestro al Tibet era tan humilde, tan puro, tan auténtico, que otros discípulos sintieron celos de él. Era seguro que el sería el sucesor del Maestro, así que los otros trataron de matarle. Continuar leyendo “Confianza.”

Entrega.

 

Bodhidarma Se iluminó en India y buscó un discípulo sin poder encontrar ninguno. Por lo tanto tuvo que ir a China.
Conocía la clave, estaba envejeciendo, y no podía encontrar un digno sucesor suyo.
Durante nueve años esperó en una caverna, simplemente esperó mirando a la pared. Estaba creando una gran fuerza magnética. Estaba llamando a quien sería capaz de llevar su tradición adelante. Continuar leyendo “Entrega.”