Receptividad.

Un profesor de filosofía fue a ver al Maestro Zen Nan-In y le preguntó a cerca de Dios, la meditación…muchas cosas. El Maestro escuchó en silencio y luego dijo:
-Se te ve cansado. Has escalado esta montaña tan alta, has venido desde muy lejos. Déjame que te sirva una taza de té.
El profesor esperó. Estaba hirviendo de preguntas. Mientras, el samovar cantaba y el aroma del té llenaba la habitación el maestro dijo:
Espera, no estés tan apurado. ¿Quién sabe? , aún tomando tu té tus preguntas pueden serte contestadas. Continuar leyendo “Receptividad.”

Entrega.

 

Bodhidarma Se iluminó en India y buscó un discípulo sin poder encontrar ninguno. Por lo tanto tuvo que ir a China.
Conocía la clave, estaba envejeciendo, y no podía encontrar un digno sucesor suyo.
Durante nueve años esperó en una caverna, simplemente esperó mirando a la pared. Estaba creando una gran fuerza magnética. Estaba llamando a quien sería capaz de llevar su tradición adelante. Continuar leyendo “Entrega.”